La meva correspondència amb...

Domingo Melero

Subject: Volver al pasado...
Date: Sun, 14 Jul 2002 20:28:54 +0200
From: Miquel Sunyol
To: dmelero@...

Hola:

¿Cómo estáis?

Te escribo como firmante de la carta del 4 de mayo de 1970 al P. Arrupe y para preguntarte si, en algunos de estos días de vacaciones, no te apetecería decir algo (con cierta brevedad) sobre el tema, que tanto puede ser sobre el proceso del texto y de la firma (si participaste en la redacción del escrito, si te lo dieron ya hecho, si hubo reuniones para discutirlo...) como sobre lo que supuso la visita de Arrupe a Franco en los ambientes en que te movías (grups de cristians universitaris...) y si esta carta llegó a ser conocida de la gente... O, ahora, después de más de 30 años, cómo enjuicias tú la cosa. Ya sabes que la prensa internacional (supongo que es Le Monde) anunció a todo el mundo (vamos a dejarlo en un "a toda la Francia") que 45 jesuitas de Barcelona habían decidido no ir a las reuniones con Arrupe. Ya he dicho a mis amigos de Misión Obrera, que para muchos de estos 45 jesuitas estas cartas fueron la única manera que han tenido de pasar a la historia escrita.

Entre la gente como tú están también José M. Surís (en la carta de los de Misión Obrera) y F. Torrens. Supongo que debes tener el e-mail de Surís. ¿Me lo puedes pasar?

He escrito, entre otros, también a Udina, ya que, sin firmar la carta del 4 de mayo (al menos no me consta su firma), sí que firmó, ya en el mes de febrero, dos cartas al general, en un grupo más reducido, pero más selecto. Parece que los únicos que repiten fueron Adroer, Salvat y Borri. Supongo que el e-mail del Molo sigue siendo el mismo de hace años. ¿Me lo puedes confirmar?

Otra cosa. Como pienso utilizar, para la composición de lugar (aquí, mejor de tiempo) un estudio de Alvarez Bolado publicado en Estudios Eclesiásticos (Historia de la Compañía de Jesús de España entre 1936 y 1989), ¿tendrías algún libro de él en que apareciera alguna nota biográfica sobre él? Siempre quedaría mejor.

Colabora en el mejor estudio histórico sobre la figura de Pedro Arrupe en lo que va de siglo, y así evitarás que los "mediocres" se aprovechen de su figura.

Si no sabes sobre qué escribir, contesta esta pregunta. ¿Pueden hombres de derechas (Juan XXIII, Arrupe) ser referentes para hombres de izquierda? (Y te dejo hacer las disquisiciones que quieras sobre eso de "hombres de derechas" y "hombres de izquierda")

Al Rafa Yuste le decía:

Este intento mio de "hacer memoria", cuando el año pasado o hace dos años lo anuncié en Lamiarrita, no fue demasiado bien acogido, y por ahora no he encontrado mucha colaboración. Tienen miedo de que denigre la mítica figura de Arrupe. ¿Pobre Compañía de Jesús si necesita mitificar figuras de carne y hueso! ¿Qué puedo llegar a decir? Quizás lo mismo que insinúa Alvarez Bolado, cuando afirma la "inevitabilidad" de la visita: era inevitable porque las relaciones Compañía de Jesús de España - Franco seguían todavía (y Arrupe no lo había roto) en el marco del nacional-catolicismo.
¿Qué más puedo llegar a decir? Que Arrupe era un hombre de formación de "derechas". ¿Alguién se atrevería a negar que Juan XXIII era de derechas? La concepción propia de Arrupe de la vida religiosa, y, en especial, de la obediencia, no creo que se diferenciara mucho de la que tenía nuestro Antonio Queralt...

Y no veo contradicción alguna con la conclusión de los e-mails enviados a Salvat o a Rambla:

No cal que et confessi que em considero un "fan" de l'Arrupe (potser no tant com del Joan XXIII) i que ho puc demostrar amb fets: quants jesuïtes d'aquesta Província a l'edat dels 10 o 11 anys anaven a sentir les conferències de l'Arrupe?

Y ahora, después de la documentación aportada por el Yoldi, que está en el archivo de Roma, podría añadir: Y aquella vez también fue a visitar a Franco. (Yoldi me ha mandado "copys" del Diccionario de la Historia de la Compañía de Jesús (me parece que sólo es de España). Ya miraré si sale tu nombre en este diccionario.

Saludos a todos. ¿Cómo sigue Iñigo?

Miquel

Subject: Varios
Date: Tue, 03 Sep 2002 00:39:16 +0200
From: Miquel Sunyol
To: dmelero@...

[...]

¿Qué otras cosas debería decirte? Es posible que pase por Madrid entre el 16 y el 20, pues entra en mis planes un viaje a Béjar para ver a Antonio. La verdad es que no se lo merece. Por otra parte será un trabajo de "investigación", y de doble investigación. En Salamanca, debería ir a los padres dominicos, para ver las cartas que su Provincial, el de 1540, escribía a los dominicos del sermón de adviento de La Española. En otros momentos, te hubiese invitado a hacer este viaje a Salamanca. En Madrid, iré a los padres jesuitas, para mi investigación del viaje de Arrupe a España en el 70 (más modestmente, las reacciones de Misión Obrera). Creo que podré sacar un cuaderno in folio de unas cien hojas. La expresión "in folio" es para buscar un paralelo con "el enorme in folio que a principios de otoño de 1640 aparecía en Amberes titulado Imago primi saeculi societatis Iesu, obra maestra tipográfica del impresor Plantino, publicada bajo la dirección del Rdo. P. Bolland".

¿Sabes quién es Alvaro Melgar?

Me pasa por la cabeza que tengo más cosas para decirte, pero ahora no sé cuáles serían, y además ya es muy tarde y me tengo que ir a la cama.

[...]

Recuerdos y saludos para todos

Miquel

Subject: Re: Varios
Date: Mon, 30 Dec 2002 00:06:47 +0100
From: Miquel Sunyol sscu@tinet.fut.es
To: dmelero@...

[...]

Jaime Cisteró me ha escrito sobre Arrupe ( a ver si aprendes), y me ha hablado de la dictadura "Borri - Marcet" en Misión Obrera. Es una manera de dar la razón a Arrupe y al Provincial de Valencia de aquel tiempo, que criticaron la falta de libertad en los grupos de la oposición. ¿Qué piensas tú de ello? Isidre Ferreté me ha reconocido esta "dictadura", pero diciendo que ya le iba bien porque en aquel entonces no tenía "criterio".

Hemos tenido este fin de semana la reunión anual de Misión Obrera. Recuerdos de Cipri. Me han dado un tiempo para presentar mi trabajo sobre Misión Obrera, Arrupe y Franco. Me parece que han quedado convencidos de que es un trabajo serio (Ya lo puedes ir viendo en mi web). Si me dieras el e-mail de Surís, quizas le escribiría. A ti te recuerdo que firmaste, y que todavía no me has dicho nada...

Me han nombrado casi "encargado" o "responsable" del "Archivo Misión Obrera". Es lo que pasa si demuestras interés por un tema...

[...]

Miquel

Subject: Re: Revisión de "clara"
Date: Wed, 30 Jul 2003 01:09:00 +0200
From: Miquel Sunyol
To: dmelero@...

Mingo:

[...]

A otra cosa, mariposa. ¿Por qué no me buscas la cita exacta del "Ladran, luego cabalgamos" del Mio Cid?

Me gustaría tenerla para introducir este párrafo que me ha enviado mi Provincial, tu amigo Pere Borràs.

Respecte al treball sobre el P. Arrupe:
Per sentit comú, i seguint la tradició de la Companyia, et recomano que els treballs que facis els confrontis amb algun company de la Provincia que t'ajudi a cercar el màxim d'objectivitat. El P. Arrupe és una persona molt estimada i valorada per tots nosaltres i tot el que es digui d'ell val la pena que sigui enriquit per aportacions d'altri. Et suggereixo noms com el Josep Rambla, Ignasi Vila, Josep Vives, Ignasi Salvat... No és falta de confiança en tu, sinó recerca de rigor històric que a tots ens fa falta

A bodas me convidan... Con lo que a mí me gusta escribir cartas "a lo sindical"

De la misma manera que no me alargo contigo, pues me he de dedicar a "imprimir", dejaré la respuesta para después de agosto.

Saludos a la familia

Miquel

Subject: Re:Revisión de "clara"
Date: Fri, 09 Jan 2004 13:07:40 +0100
From: Miquel Sunyol
To: Domingo Melero

Hola Mingo:

No nos hemos dicho nada durante estas fiestas. Este e-mail es para decir lo que hay que decirse en estos días. ¿Todos vais bien?

En la web sobre Arrupe, por seguir a Paco García Salve, metí la pata y me saltó Pedro Miguel Lamet (amigo de Jaime). Creo que el intercambio de e-mails ha sido correcto. Te lo mando como adjunto, pues algunas cosas te pueden interesar.

La Renfe, siempre tan cariñosa, me ha proporcionado el espacio y el tiempo para ir leyendo tu revista. Al Légaut hay que leerlo un poco cada día.

Como ya te puedes entretener con el adjunto, te dejo...

Saludos a todos

Miquel

Subject: ¿Qué hacéis?
Date: Mon, 02 Aug 2004 00:08:53 +0200
From: Miquel Sunyol
To: Domingo Melero

Hola:

Me parece que este año hemos gastado bien poco en e-mails. ¿Estáis de vacaciones? O ¿ya estáis de regreso?

Este e-mail es para darte otra oportunidad para que no quedes mal. En julio del 2002 te mandé un e-mail:

Te escribo como firmante de la carta del 4 de mayo de 1970 al P. Arrupe [...]

A pesar de tu negligencia, he logrado enviar un mensaje a Surís (su dirección me llegó a través d'un e-mail del Carlos Comas, quien sin recordar nada concreto de la carta me ha contestado suficientemente bien). Surís tampoco se acuerda de nada de la carta, pero me ha mandado ("a bote pronto") unos cuantos apuntes sobre aquel tiempo. Estos "apuntes", tanto del Carlos como de Josep M. Surís, sobre la situación que se vivía, pueden ser más intereantes que recuerdos concretos de quién o cómo se escribió la carta. Espero que el "detalle" que ha tenido Surís te anime a ti.

[...]

Miquel

Subject: Re: ¿Qué hacéis?
Sent: Saturday, November 06, 2004 2:00 PM
From: Domingo Melero
To: Miquel Sunyol

Querido Miguel:

Ante tu insistencia -nunca atosigante después de dos años-, te escribo estas líneas que tampoco voy a requetepensar demasiado porque, por unos cambios de planes de última hora para el próximo curso, tengo más trabajo del que quisiera para este agosto. ¿Qué se me ocurre decirte? Pues lo siguiente:

  1. No recuerdo ningún detalle de la carta a Arrupe. Ni siquiera que la firmase. Esto indica hasta qué punto podía ser poco relevante firmar una carta colectiva como ésta en aquellos tiempos, al menos para mí que, sin embargo, tampoco firmaba tantas. Sí que recuerdo, en cambio, el contexto, el momento, y que hubo revuelo. Es más, este recuerdo me ha venido a veces últimamente cuando veo -y me sorprende- la forma como ahora valoran a Arrupe los jesuitas y su entorno, que me parece un tanto excesiva.
  2. Quizá no debiera sorprenderme este cambio de valoración al recordar otros cambios de valoración que ejemplifican el mismo fenómeno, aunque de signo opuesto. Pienso en cómo en la tarraconense y en Bolivia se valora ahora oficialmente a Lucho Espinal de manera que incluso se ha llegado a plantear si proponer su "causa" en Roma... Arrupe era el superior "contestado"... Lucho era el súbdito incómodo... pero ¡qué más da!, con el tiempo la memoria crítica e incómoda desaparece, pese a que en teoría se proponga, y quedan las glorias que favorecen a la institución... como sucedía en Israel.
  3. Al leer tus resúmenes del contenido de ambas cartas, he vuelto a pensar que no fue bueno que Arrupe visitara a Franco. Así me lo parece por lo que, efectivamente, simbolizaba, prescindiendo de que puede que lo hiciera "a fi de bé", que diríamos. Sin embargo, a treinta años vista, también me parece que era lógico que lo hiciera, y acorde, además, con la actitud y situación social general de la Compañía durante la guerra y después (la excepción de unos pocos no cuenta para esa perspectiva general...).
  4. Como la vida no pasa en vano, así como pienso que fue lamentable que Arrupe visitara a Franco por los equívocos que encerraba, también pienso que la posición y la propuesta que se le dirigió era igualmente ambigua a pesar de que entonces esa ambigüedad ni se plantease. Se usaba el lenguaje religioso y se invocaba la separación entre lo religioso y lo político (y lo económico) pero la intención de las cartas era también marcadamente política (y de efecto público) aunque de otro signo. Y provenía, además, de un discurso que tampoco diferenciaba lo religioso de lo político. Era una actitud, en definitiva, quizá profética pero, por eso mismo, también veterotestamentaria.
  5. En el ambiente que se respiraba predominantemente en "misión obrera" (pienso que quizá también en "cristianos por el socialismo" aunque no lo sé porque nunca participé en él), la militancia, la eficacia, la acción social, la reforma de las estructuras de la iglesia por métodos de presión propios de la confrontación política, la difusión de una determinada ideología, la influencia lo más extensa posible, la consecución de efectos de resonancia pública, era lo que prevalecía (como sucedía también en los "movimientos especializados de acción católica" -¡menudo nombre!). Y prevalecía no porque la opción por la actividad política (dentro y fuera de la iglesia) fuese el resultado de recorrer -cada uno- un camino espiritual bien digerido y compartido sino porque, en el fondo, era más fácil esta actividad que repensar la vida religiosa y, por ende, el ser jesuita en una sociedad distinta, secular.
  6. Respecto de esto último, el argumento que no se consideró entonces sería éste: si la vida religiosa y la Compañía son instituciones nacidas a partir de una determinada visión del hombre, del mundo, de Dios y de sus relaciones, es decir, de una visión propia de una sociedad de cristiandad; y, si la sociedad que surgía del desmoronamiento del franquismo era -por fin- una sociedad que ya no era de cristiandad, donde -por fin- la separación entre iglesia y estado se iba a dar, tal y como las directrices del Concilio aceptaban y reflejaban, la tarea era considerar por separado, con tiempo, y hasta donde hubiese que llegar, que una cosa era el seguimiento, las parábolas y las bienaventuranzas y otra la forma que en adelante hubiesen de tener las organizaciones religiosas.
  7. Respecto de las situaciones ambiguas entre lo político y lo religioso (y sus respectivos medios y fines), aún recuerdo la "luz" que me aportó un fragmento del Mairena de Machado cuando lo descubrí años más tarde:
    La política, señores -sigue hablando Mairena-, es una actividad importantísima... Yo no os aconsejaré nunca el apoliticismo, sino, en último término, el desdeño de la política mala que hacen trepadores y cucañistas, sin otro propósito que el de obtener ganancia y colocar parientes. Vosotros debéis hacer política, aunque otra cosa os digan los que pretenden hacerla sin vosotros, y naturalmente, contra vosotros. Sólo me atrevo a aconsejaros que la hagáis a cara descubierta; en el peor caso con máscara política, sin disfraz de otra cosa; por ejemplo de literatura, de filosofía, de religión. Porque de otro modo contribuiréis a degradar actividades tan excelentes, por lo menos, como la política, y a enturbiar la política de tal suerte que ya no podamos nunca entendernos...

    Escrito poco antes del 36, este párrafo de Machado a favor de la política, e indirectamente de la religión, tiene para mí una seriedad (por ejemplo en el "nunca" final) ante la cual la mezcla de aquel tiempo se me antoja que tenía, pese a todo, algo de ceguera que luego la vida ya se ha encargado -espero- de paliar.
    Como me decía hace poco un compañero del Instituto: "en aquellos tiempos éramos más de izquierdas que demócratas...". O, como antes decía, éramos más israelitas que cristianos... más justicieros conforme al sentir veterotestamentario que inquisidores de lo que suponía la conducta de Jesús...
  8. El ambiente de misión obrera influía mucho en los pisos de estudiantes entonces. Por otra parte, en aquellos últimos años del franquismo, no recuerdo ninguna personalidad, ningún mayor, fuese profesor o no, que, sin miedo, con confianza en las posibilidades que hervían entonces, y con autoridad interior, digamos, nos ayudase a analizar, a distinguir e integrar los diferentes elementos que intervenían en nuestra vida de estudios, de actividades, de relaciones y también de orientación cara al futuro. Encontrabas elementos dispersos que te orientaban y ayudaban en algunos. Lo cual te servían de referencia, pero poco más. Se comprende que, dada la generosidad y la necesidad de objetivos concretos (algo propio de nuestra edad entonces), prevaleciese la postura "contestataria", tan del momento por otra parte.
  9. La "contestación" a Arrupe fue un hecho menor de este periodo. Hubo otros casos conflictivos que recuerdo vagamente. Aunque sean distintos, recuerdo el caso Leita, la participación en la asamblea de Montserrat, la expulsión de Díez Alegría, por ejemplo. Pero, en todo esto, la resultante, en plan de autocrítica, es que quizá se fue entonces, en definitiva, más mimético que creativo, por más "profético" que dijesen algunos que éramos. Después vino el desgaste, el desencanto, el "campi qui pugui", es decir, el camino que cada uno creyó que debía tomar... lo cual afecta no sólo a los que salimos sino también a los que se quedaron, como espero que se hayan dado cuenta porque, en definitiva, lo personal es lo que cuenta...

Y ya termino, Miguel. A la vista de que te haya interesado una anécdota tan menor, francamente, me pregunto si lo que te digo responde a tu encuesta o es un enrollarme por mi cuenta. Sin embargo, esto es lo que se me ha ocurrido a "vuela-tecla". Lo releo y veo que habría que precisar más todo, los hechos y también las interpretaciones. Por ejemplo, en lo tocante al punto 7, seguiría preguntándome: ¿qué indicaba la falta de formadores, la falta de autoridad indispensable por parte de los mayores? Y, por parte de los jóvenes, ¿a qué obedecía nuestro entusiasmo por la acción social y política y, en cambio, nuestra escasa valoración de lo que fuese a medio plazo, por ejemplo el estudio y la vida oculta-oculta de servicio, de trabajo sin más, etc.?

En fin, un abrazo desde los madriles,

Mingo

Subject: Respuesta de Victor
Date: Mon, 31 ene 2005 22:22:54 +0200
From: Miquel Sunyol
To: dmelero@...

Hola:

Supongo que te puede interesar la respuesta de Victor Codina

Miquel

Subject: Re: Respuesta d'en Victor codina
Date: Sat, 5 Feb 2005 13:38:51 +0100
From: Domingo Melero
To: Miquel Sunyol

Ahora lo leeré. ¿Cuándo es tu cumple? el 20 o el 22... Y, ¿ya te jubilas ese mismo día?

Mingo

PD: Vi que me citabas y vale. Lo que me di cuenta es que uno preferiría ser citado completo...

Subject: Re: Respuesta d'en Víctor Codina
Date: Sat, 5 Feb 2005 14:02:33 +0100
From: Domingo Melero To: Miquel Sunyol

Oye: ¿por qué envías el archivo de modo que sólo se puede leer con "textedit"?

Bueno: no te quejarás: después de 20 años te da la razón en muchas cosas... Me ha gustado la carta. Sobre todo que Rifá confiase en él y él hiciese lo que buenamente pensó que debía hacer. Díselo al Víctor de mi parte.

Valdría la pena -a raíz de lo tuyo de Arrupe- hablar más de aquél tiempo. Resulta en cierto modo patético que los que se quedaron hayan ampliado su discurso a nuevos temas (el Víctor los enumera) y la Compañía como tal siga muy, muy igual, aparte de que todos los que se fueron pues, vete tú a saber. Pero el otro día me decía el Molo que vio al "Cherve" en Valencia y conocía a Spong y había distribuido copias... Lo había descubierto por casualidad... En fin, "esto se acaba". Afortunadamente, aparte de las ocasiones perdidas, del gran despilfarro, algo siempre surge.

Hasta pronto

Mingo

Subject: Re: Respuesta d'en Víctor Codina
Date: Sun, 6 Feb 2005 21:49:16 -0000
From: Miquel Sunyol
To: Domingo Melero

Hola:

Al final lo pudiste leer. El 20 es el último día de trabajo y el 21 ya me puedo levantar a la hora que me de la gana. Pero yo ya me levanto a la hora que me da la gana desde casi principios de diciembre, cuando un lumbago me obligó a coger la baja. El jefe ya me dijo que no contaba conmigo para nada, pero yo exigí mi derecho a trabajar y a tener el mes de vacaciones.

Tu queja de mi manera de citar:

En principio, en el capítulo del tema pongo lo que va más relacionado con el tema del estudio y lo que puede ser novedoso para el lector, reenviando siempre a la página de la correspondencia, en donde allí sale todo lo enviado y recibido. Pero como tú eres uno de mis "correctores oficiales de estilo", no tengo ningun inconveniente en añadir lo que tú creas conveniente. Mirátelo, pues, otra vez y ya me dirás. Naturalmente, sigo el criterio de que el cliente -sobre todo los que cuesta conseguir- siempre tienen razón. Ya me dirás algo...

Haré llegar a Codina tus apreciaciones, que en principio -si no me dices lo contrario- también saldrán en el capítulo de la correspondencia. Ya te dije que lo miraras, así verás también el listado de los participantes...

Saludos a todos

Miquel