Mi correspondencia con...

...Matías García Gómez

Subject: Viaje Arrupe año 70
Date: Fri, 4 Jul 2008 21:26:03
From: Miquel Sunyol
To: Matías García Gómez

Apreciado Padre:

En primer lugar me presento: soy Miquel Sunyol, un jesuita de la Tarraconense, de esos que decimos que somos de Misión Obrera. Estoy haciendo, desde hace unos años y a ratos perdidos, un estudio "Sobre las reacciones que se produjeron en el colectivo de Misión Obrera ante el anuncio de la visita del P. Arrupe a Franco en su viaje a España de mayo de 1970".

Después de haber hecho las etapas de Valencia, Barcelona, Zaragoza y País Vasco, le llega el turno a su etapa en Andalucía. A finales de mayo visité Sevilla, Granada y Málaga para poder hablar con los que en aquel tiempo formaban parte del grupo de Misión Obrera: Adolfo, Ignacio Molina, Pedro Castón, Puñales, Horacio, Curro, Miguel Ángel, Carmelo Martínez (este último estaba entonces en Zaragoza)…

En el Archivo de Granada encontré las Noticias Breves de la Provincia de aquel tiempo. Pude enterarme así que Ud. fue nombrado por el P. Provincial “organizador” de la visita del P. Arrupe en Granada y que Ud. en aquel entonces era el Viceprovincial de Formación

Ya sé que han pasado muchos años y que muchas cosas ya se habrán escapado de la memoria... A pesar de ello me animo a hacerle las siguientes preguntas.

La reunión-cena del P. Arrupe en La Chana (La Virgencica) ¿fue una visita que ya estaba programada? ¿Fue programada respondiendo a deseos expresados con anterioridad por el P. Arrupe? ¿Fue programada por Ud. (y por los que organizaban el viaje desde aquí) para dar un apoyo a la Misión Obrera ante la Provincia que quizás no acababa de ver con buenos ojos esta manera de ser jesuita?

En la relación escrita por el P. Alcalá se lee:

Ésta (la charla con los teólogos) tiene que ser interrumpida porque el P. General quiere visitar a la misión obrera jesuítica en el Barrio de La Chana.

En las Noticias Breves podemos leer:

Concluye esta charla con los teólogos y marcha a la barriada de La Chana, donde cena con los que trabajan en dicha barriada con los gitanos.

¿Cuál de estas dos formulaciones es más correcta? Ya sabe que no tiene las mismas connotaciones la frase “misión obrera” que “trabajar con los gitanos”.

El “querer visitar a la misión obrera” ¿es una “respuesta” a los de la Misión Obrera de Sevilla que no asistieron a la reunión que el P. Arrupe tuvo en Sevilla? Recuerde que el P. Arrupe, en Valencia, fue a La Malvarrosa a visitar a los que no le habían querido recibir.

¿Acompañó Ud. al P. Arrupe a La Chana? Si es así, ¿qué puede recordar de ella? ¿Asistieron a ella sólo los jesuitas de La Chana o también otros estudiantes de los pisos de Bailén y Torremocha? ¿Se habló de la visita a Franco? ¿Cuál fue el tono de la conversación? El P. Alcalá dice:

La reunión es íntima, sincera y espontánea en el enfoque y discusión de la problemática típica de este ministerio y sus relaciones con otros”.

¿Existió algún documento (por ejemplo, una carta) del grupo de Misión Obrera para ser entregada al P. Arrupe? Alguien me ha hablado de ella y de que sería entregada al P. Arrupe por Pedro Closa. ¿Sabe Ud. algo de ello? ¿Los de Misión Obrera le manifestaron a Ud. o al P. Provincial su opinión sobre la visita del P. Arrupe a Franco?

Como Viceprovincial de Formación ¿tuvo Ud. conocimiento de alguna “reacción” de los estudiantes de la Facultad sobre esta visita del P. Arrupe a Franco? ¿Hubo algún grupo que no asistió a la charla del P. Arrupe a los teólogos?

Los pisos de Bailén y de Torremocha ¿eran considerados como pisos de Misión Obrera? Todos los que en ellos vivían ¿eran jesuitas de Misión Obrera? ¿Hubo voluntad especial por parte de los superiores de que estuviesen “dirigidos” por jesuitas-sacerdotes de Misión Obrera, Puñales y Pope Godoy? ¿Eran en aquel tiempo los únicos pisos de estudiantes de teología?

Este “estudio” (o, más sencillamente, una simple recogida de documentos y de trozos de memoria) lo voy publicando, por entregas, en mi web (www.sunyol.net/miquel). Si quiere ir directamente al tema: www.sunyol.net/miquel/arrupe/index_sp.htm

Si Ud. preferiría que alguna parte no se publique, me lo indica. Si desea conocer las personas que ya han participado: www.tinet.cat/~fqi_sj/arrupe/corresp_sp.htm. Ya verá que no irá mal acompañado. La participación de personas como Ud, tranquilizaría a mi anterior P. Provincial que deseaba -lo mismo que yo- la máxima objetividad en este trabajo.

Le agradezco ya su colaboración.

Para más seguridad le envío esta carta por correo electrónico y por el correo postal.

Cordialmente

Miquel Sunyol

Subject: Re: Viaje Arrupe mayo 1970
Date: Fri, 12 Sep 2008 13:16:10 +0200
From: Matías_García
To: Miquel Sunyol

Querido Miguel:

Con dos meses de retraso te adjunto la carta que (con fecha 17 de julio) te escribí poco después de recibir la tuya y que entonces no te envié porque quise proporcionársela primero por e-m al P. Muñoz Priego, por si él tenía que hacerme alguna observación sobre su contenido. Pero -como no acaba de reaccionar- te la envío ya sin ninguna modificación. Te la remito además por correo ordinario, por si no te llega bien por el electrónico. Para cualquier duda o pregunta que todavía tengas, aquí me tienes a tu disposición.

Te felicito por tu iniciativa, ya que considero muy importante todo lo que haga conservar con exactitud la herencia de Arrupe. Por mi parte (y a pesar del poco tiempo que me deja -¡a mis años!- mi nuevo destino en Montilla y sin dejar del todo la Facultad) continuaré haciendo lo que pueda en esa misma línea. Posiblemente sabrás que soy el autor del estudio sobre "Arrupe y la Justicia", publicado en el grueso tomo "Pedro Arrupe... Nuevas aportaciones a su biografía". Además, en el primer número de este año de la revista "Proyección" (nº 228) y bajo el título "Arrupe y la Justicia en sus manifestaciones hacia fuera de la Compañía", he publicado la primera parte de un complemento al estudio antes aludido y, cuando me dejen, espero concluir la redacción de la segunda parte, que aparecerá tambien en dicha revista. Tengo ya todo el material y sólo falta la última redacción.

Con todo mi afecto y un abrazo,

Matías García S.I

Montilla, 17 de julio de 2008
Tu e-m de 4-VII lo recibí en Granada, donde estaba por esos días haciendo mis EE. EE. Ello me permitió hacer allí mismo algunas consultas personales (p.e. al López Azpitarte, Rector del Teologado en 1970) e intentar buscar alguna luz en mi documentación (ya que, aunque ahora estoy de Superior en Montilla, he seguido dando clases hasta ahora en la Facultad y conservo en ella mi despacho). A mi vuelta a Montilla, el pasado día 12, pude hablar además con el entonces P. Provincial de Andalucía, que vino para aquí a celebrar sus 50 años de Sacerdocio.

Antes de pasar a contestar tus preguntas te adelanto lo siguiente:
  1. Ante todo que, aunque no logro recordar tu cara, creo haberte visto y tratado en alguna ocasión (casi con seguridad en alguna reunión con la Misión Obrera).
  2. Que, al recibir tu carta, apenas me quedaba en la memoria un vago recuerdo del asunto objeto de tu consulta.
Hoy. con ayuda de las consultas ya mencionadas [al P. López Azpitarte, Rector del Teologado en 1970, y al P. Alejandro Muñoz Priego; el Provincial de aquellos años] y tras un esfuerzo por recordar con mayor precisión, puedo responder a tus preguntas en los siguientes términos:
  1. Efectivamente fui Viceprovincial de Formación en Andalucía (a la vez que continuaba siendo Rector de la Facultad) desde agosto de 1969 a agosto de 1971. Lo era, por tanto, cuando la visita del P. Arrupe a Granada en mayo de 1970. Además fuí yo quien llevó la organización concreta de dicha visita en Granada.
  2. En 1970 el "Colegio Máximo" (y Teologado) de Andalucía (cuyo Rector era el ya mencionado P. Eduardo Lopez Azpitarte) ocupaba todavía la mayor parte del antiguo edificio situado en el centro de la antigua finca de Cartuja (hoy propiedad de la Universidad), sede además de la "Facultad de Teología" y en una de cuyas alas se alojaba también la comunidad llamada "Colegio de Profesores" (con la que yo vivía) y la Facultad.
  3. Dependiendo del "Colegio Maximo" existían en ese año de 1970 dos "statio(nes)" o comunidades de inserción, de carácter bastante diferente: la de la "Chana" (que poco antes había estado en la fábrica abandonada y ruinosa de "Sta. Juliana" y posteriormente estaría en "La Vigencica") y la del barrio del "Zaidín"). La primera existía desde 1960 y sus miembros compartían muy de cerca la vida de los gitanos más desamparados; la segunda -creada en 1969 y ubicada en un piso "normal" del nuevo Barrio del Zaidín- estaba compuesta por algunos miembros de la Misión Obrera y varios escolares, más o menos orientados a ella. Por su vinculación con el Teologado ambos "coetus" eran formalmente prolongaciones de una casa de formación y, por tanto pertenecía al Sector del que yo era Viceprovincial. En el año 1970 el Ministro de la Chana era Adolfo Chércoles y el del Zaidín Gonzalo Sánchez Romero.
  4. La visita del P. Arrupe a Chana no estuvo prevista con anterioridad. Ella no respondió, por tanto, ni a deseos previos del P. Arrupe, ni a la programación que yo preparé. En mi archivo de Granada he podido encontrar el "horario" elaborado por mí para ese día; el último acto que consta en él es un encuentro con los teólogos en el Colegio Máximo.
  5. ¿Por qué se produjo entonces esa visita a la Chana?. Como antes te adelanté, al recibir tu carta yo sólo conservaba un vagísimo recuerdo de lo entonces ocurrido, aunque en mi interior lo vinculaba -sin más precisiones- con lo sucedido en Valencia, Sevilla, etc., y con la visita de Arrupe a Franco. Por lo que en seguida te diré, la verdad es que yo nunca lo supe de forma concreta, ni tampoco me preocupó gran cosa, ya que el hecho se vivió en Granada sin ningún dramatismo. Tampoco el P. López Azpitarte, Rector entonces del Máximo, recuerda nada al respecto.
  6. Pero. entonces, ¿qué fue lo pudo que dar pie a la visita del P. Arrupe a La Chana?. Todo lo que yo sé hoy al respecto me viene de la conversación mantenida con el P. Alejandro Muñoz Priego el pasado día 12 en Montilla. Lo mejor sería, por tanto, que se lo preguntes a él, pero te adelanto aquí lo que yo capté de esa conversación:
    1. Ante todo me confirmó en lo que yo ya sabía: que la visita a la Chana no estaba prevista:
    2. Me dijo además que, en la mañana de ese día (el de la visita del P. Arrupe a Granada), él se desentendió casi del todo de la marcha de la visita, porque Horacio Lara le pidió hablar con él para exponerle las mismas o parecidas razones contra la visita del P. Arrupe que ya habían manifestado en otros lugares algunos miembros de la Misión Obrera. La conversación fue muy larga y dura y consumió una buena parte de la mañana, pero finalmente Horacio cedió y desistió de todo tipo de actitud de protesta.
    3. De hecho no la hubo y la reunión de la tarde con los teólogos transcurrió con total normalidad y sin ninguna ausencia significativa. El P. Muñoz Priego no me precisó si algún jesuita de Granada compartía los planteamientos de Horacio Lara. En mi opinión ellos podrían haber sido compartidos, con más o menos firmeza, por algún otro de la comunidad del Zaidín, pero dudo mucho de que también se sumasen a ellos los de La Chana.
    4. Por tanto, la visita de Arrupe a La Chana (no al el Zaidín) parece que tampoco tuvo nada que ver (al menos directamente) con lo dicho en b, sino que se debió a un deseo de última hora del P. Arrupe por conocer esa experiencia de inserción entre los gitanos y compartir una frugal cena con ellos, antes de tomar el tren para Madrid.
  7. Dicho lo anterior, contesto tus preguntas concretas a este respecto:
    1. No haya razones para interpretar la visita a La Chana como un apoyo a la Misión Obrera (tampoco para lo contrario)
    2. De las dos expresiones utilizadas en las dos relaciones escritas mencionadas por ti, creo que es más exacta la de las Noticias Breves: "marcha a la barriada de La Chana, donde cena con los que trabajan en dicha barriada con los gitanos". La del P. Alcala ("visitar a la misión obrera jesuítica en el Barrio de La Chana") puede incluso estar influida por los acontecimientos anteriores; además es muy probable que el P. Alcalá no haya sabido nada de la conversación del Provincial con Horacio Lara (yo mismo, a pesar de ser por entonces el Viceprovincial de Formación, no lo supe hasta el pasado 12-VII-08). En realidad el "coetus" de La Chana no era en sentido estricto un grupo de Misión Obrera, al menos en el sentido de acentuar la condición "obrera" y de "clase", sino una realidad de inserción con los "pobres" y, en concreto, entre los "gitanos". En una breve publicación mía (aunque publicada sin mi nombre) de cuatro años después "50 años de la Provincia de Andalucía: 1924-1974", describía yo así el nacimiento de esos dos "coetus": "En cuanto al Colegio Máximo o Teologado [...] lo más digno de notar es la constitución [...] de un coetus, instalado en la fábrica abandonada de Santa Juliana, que comparte las condiciones inhumanas de vida de los gitanos. Al ser trasladados éstos a los albergues -no mucho mejores- del Barrio de la Chana, los jesuitas se trasladan con ellos. De esta forma, al comienzo del curso (1069-1970), son dos los coetus dependientes del Colegio Máximo, ya que se ha constituido otro en el Zaidín con operarios de la Misión Obrera y jóvenes destinados a ella. Esa situación se mantiene dos años (1969-1971)" (o.c, p. 38).
    3. Creo que ni yo, ni el Rector del Máximo (P. López Azpitarte) acompañamos al P. P. Arrupe en su visita o, al menos, ninguno de los dos lo recordamos. Tampoco lo recuerda el P. Muñoz Priegó. Según él, sólo acompañaron al P. Arrupe en su visita a la Chana y luego al tren, el dicho Provincial y -casi con seguridad- el P. Alcalá (que ese misma noche volvería con Arrupe en tren a Madrid) y el que condujera el coche (¿el Hno. Socio?). Aparte de estas personas, los asistentes a la reunión fueron únicamente los componentes del coetus de la Chana, pero no los del Zaidín.
    4. Según el mismo P. Muñoz Priego, en dicha reunión no se habló de ningún tema conflictivo y el tono de la conversación debió ser el que describe el P. Alcalá en el texto que tú citas.
    5. Ni el entonces Provincial ni yo recordamos (y, más bien, lo excluimos) que los del grupo de Misión Obrera hayan entregado una carta a Arrupe. Salvo lo ya dicho acerca de la conversación del Provincial con Horacio Lara, ni el dicho Provincial, ni yo recordamos que los de la Misión Obrera nos hayan hablado (al menos, de forma reivindicativa) de la visita de Arrupe a Franco.
    6. Con los matices ya antes indicados (en b), los dos coetus dichos creo que podían ser considerados de Misión Obrera (al menos en sentido amplio y ya en este curso 1969-1970). En cambio no puedo recordar ahora si todos y cada uno de los componentes de los mismo era considerados miembros de dicha Misión. Es posible que mi documentación guarde alguna lista a respecto.
    7. Aparte de estos dos coetus, no existían de momento otros pisos de estudiantes de teología.
Esto es todo o que te puedo decir sobre el tema. Aunque he incluido ya entre mis favoritos la web que tú me has proporcionado, no he querido consultarla, para no dejarme influir por ella al contestarte.
Termino alegrándome y felicitándote por la tarea de investigación que te has impuesto. Con todo mi afecto, tuyo en Ntro. Señor,
Matías García S. I.