Mi correspondencia con...

...Manuel Alcalá

Asunto: Vuelvo a la carga (Viaje Arrupe)
Fecha: Mon, 09 Dec 2002 09:59:03 +0100
De: Miquel Sunyol
Para: m.alvcala@...

Apreciado Padre:

Me permito importunarle de nuevo, animado por la amabilidad de su primera respuesta. He empezado a publicar en mi web (http://www.tinet.org/~fqi/cast.htm) mi estudio sobre Misión Obrera y el viaje a España del P. Arrupe. Como puede suponer, voy utilizando su "crónica" en las diversas etapas del viaje (y del estudio). Por ahora he publicado dos "entregas", dedicadas al "contexto histórico". En la primera me ayudo de un estudio de Alvarez Bolado y en la segunda de lo que dice Jesús Giménez sobre el asunto y de los párrafos iniciales de su crónica.

Esta visita, motivada por el decreto de la Congregación General XXXI y programada desde hacía algún tiempo había sido diferida en otoño de 1969 por el Sínodo Extraordinario de los Obispos. Finalmente los PP. Provinciales de España sugirieron como su fecha más apta la primavera de 1970.
Algunos acontecimientos ocurridos durante los últimos meses de 1969 y primeros de 1970, relacionados con la Compañía española y suficientemente conocidos por todos y el temor por parte de otros sectores de que el significado de la visita pudiera ser tergiversado, superponiendo a su carácter familiar y privado una finalidad política, habían producido una cierta tensión ante la venida a España del P. Arrupe.<

Pasados ya más de treinta años el "suficientemente conocidos por todos" ha perdido su validez. Me gustaría poder concretar -indicándolos, nada más- cuáles fueron esos "algunos acontecimientos ocurridos".

Igualmente a qué "otros sectores" se refiere y explicar un poco más esa "cierta tensión".

Otra cosa. No sé por qué, pero no se me quedaron "almacenados" los dos e-mails entre Ud. y yo (los únicos que me faltan). Es posible (no sé cuáles son sus hábitos) que Ud. todavía los tenga guardados. Si es así, ¿me los podría "reenviar"? He pensado también "publicar" la correspondencia originada (los e-mails de salida y de entrada), contando siempre con el permiso de los remitentes. ¿Puedo, pues, contar con él?

Sobre la posible visita del P. Arrupe a la familia Oriol, contada por García Salve (intento salvar -a lo ignaciano- la "proposición del prójimo"). Interpreto la respuesta que Ud. me dio en su "sentido restrictivo": que dicha visita no se produjo "en las últimas horas", "horas antes de ir al aeropuerto camino de Roma". Releyendo su crónica esta visita pudo producirse en la mañana del día 18, reservada "a una serie de visitas privadas". Me animé a preguntárselo al P. Villamandos, del cual no he recibido respuesta (me parece bien que guarde el "secreto profesional" de todo buen conductor).

Agradeciéndole una vez más su ayuda...

Miquel Sunyol

Asunto: Re: Vuelvo a la carga (Viaje Arrupe)
Fecha: Thu, 12 Dec 2002 19:49:38 +0100
De: "M.Alcala"
Para: "Miquel Sunyol"

Estimado Miquel:

Ante todo, me alegro de que siga adelante con el trabajo. Desgraciadamente no guardo los correos.

Respecto a la pregunta sobre "acontecimientos conocidos de todos", me refiero a las tensiones surgidas en la Compañía española al poco tiempo de la elección del P.Arrupe como general de la Orden (1965).

Todo esto fue publicado en una colaboración mía "Gozo y martirio en España", pp. 65-101 del libro de varios jesuitas: St.Bamberger, J-Y.Calvez, I.Ellacuría, V. O'Keefe, R.T.Rush, V.Seibel y yo mismo. Se tituló "Pedro Arrupe. Así lo vieron". Ed. Sal Terrae, Apartado 77. 39080, Santander. 1986. 204 pp. salterrae@salterrae.es

Supongo que no está agotado pero allí le informarán.

Respecto a la visita de Oriol, nada sé en concreto. Ciertamente Arrupe era muy amigo de su familia, ya desde su adolescencia en Bilbao y luego cuando Antonio fue ministro de Justicia durante la dictadura.

Saludos y buena suerte.

Manuel Alcalá SJ.

Asunto: Re: Vuelvo a la carga (Viaje Arrupe)
Fecha: Sun, 26 Oct 2003 21:27:11 +0100
De: Miquel Sunyol
Para: "M.Alcala"

Apreciado padre:

De nuevo vuelvo a llamar a su puerta. Esta vez me gustaría que me recibiera como un "periodista", naturalmente un intruso en la profesión. Le agradecería que aceptara que le hiciera una entrevista (por e-mail), y me contestara unas preguntas.

En primer lugar decirle que su capítulo en el libro "Así lo vieron" me ha resultado muy interesante. Por ejemplo: no tenía ni idea de la dimisión colectiva de los provinciales de España. ¿Cuántos jesuitas cree Ud. que se enteraron de esta dimisión? (Una aclaración menor: ¿Fue el 18 de marzo [pág. 67] o el 15 de marzo [pág. 92]). Me he permitido -supongo que no tendrá en ello ningún inconveniente- utilizar algunos párrafos en mi trabajo (a cambio de hacer propaganda del libro, por si acaso no está agotado)

He creído conveniente comentar la entrevista publicada en "Vida Nueva" en el capítulo que dedico a "Antes del viaje: temores, tensiones y advertencias", después de haber "estudiado" ya las dos cartas de jesuitas catalanes del mes de febrero al P. Arrupe, el cual les dijo que se la mandaran al P. Valero (la primera, pues la segunda es un volver a insistir con la palabra "SOLI"); un documento dividido en tres partes cuya autoría sería de Josep M. Vallès; el postulado enviado a la Congregación de la Provincia de Loyola... Ya sé que esto sólo representa una gota de agua del océano de documentos que antecedieron al viaje. Si la Compañía de Jesús no fuera tan "secreta" podría tener unos cuantos más... Si Ud. tuviera algún documento no "secreto"...

Primera pregunta: ¿Conocía Ud. la existencia y el contenido de la carta de los jesuitas catalanes y el documento dividido en tres anexos?

Segunda pregunta: ¿Hubo -procedentes de otros sitios de España- peticiones análogas de que el P. General hiciera, antes o durante el viaje, alguna declaración crítica sobre la realidad española de aquel momento impuesta por el régimen de Franco?

Tercera pregunta: Supuesto los precedentes -mencionados por los jesuitas catalanes- de la Carta del P. General a los Provinciales de América Latina en la que insta a sus hermanos latinoamericanos a salir en defensa de la justicia social (12 de diciembre de 1966), de la Carta a los jesuitas de los Estados Unidos en torno a los problemas de racismo y pobreza (1 de noviembre de 1967) y de la Carta conjunta con los Provinciales de Latinoamérica (una nueva llamada a defender la justicia social) con motivo de un encuentro celebrado con ellos en Río de Janeiro (1968), ¿por qué se descartó el que "la Compañía de Jesús por boca del General tomara una actitud clara y precisa ante algunos problemas básicos de la actual realidad española"?

Cuarta pregunta: ¿Por qué dentro del conjunto de sus "26 agudas preguntas" no hay ninguna que diera ocasión al P. Arrupe a referirse a la falta de libertades y de derechos y a la represión que ejercía el régimen? ¿No lo creyó Ud. necesario o su "libertad profesional" se vio recortada en la reunión celebrada en la Curia del General?

Quinta pregunta: ¿Cree Ud. que el P. Arrupe se le escapó "por los cerros de Úbeda" al responder a su pregunta nº 15?

Refiriéndonos particularmente a la Compañía en España, hay quien censura en algunos jesuitas actitudes socio-políticas dentro del llamado "compromiso temporal". ¿Cree usted que semejante compromiso encaja en el espíritu jesuítico y con la consagración que supone la vida religiosa?

¿Era esta la pregunta que Ud. había preparado para que el P. Arrupe pudiera hablar -si quisiera- sobre la situación española del momento?

Sexta pregunta: En la reunión antes mencionada, que contó con la presencia, además de la del P. Arrupe, "de los Padres Vincent O'Keefe y Víctor Blajot, sus consejeros, junto con Roberto Tucci, experto en comunicaciones sociales", se trabajó sobre un informe que "se refería sobre todo al estado de la opinión pública y sus resonancias religiosas y políticas ante la inmediata visita". Este informe ¿es secreto?, ¿o puede ser conocido? ¿Podría Ud. facilitármelo?

Otra pregunta: ¿Cuál fue la revista que afirmó que el general de los jesuitas no quería venir a España "por no tener que darle la mano a Franco"?

Ya ve que no le hago tantas preguntas como Ud. hizo al P. Arrupe. Le agradecería mucho su respuesta, la cual, por otra parte, contentaría muy mucho a mi Padre Provincial, quien, compartiendo conmigo el interés por la búsqueda de la máxima objetividad y de rigor histórico, me anima a confrontar "mis trabajos" con algún compañero.

¿Me permite Ud. hacer un poco de San Pablo? Aquello de "Si ellos... yo más"

A principios de los años cincuenta (ciertamente antes del curso 1951-52) fui al Palau de la Música (Barcelona) a escuchar una charla del P. Arrupe (supongo que era sobre la bomba atómica). En aquel entonces yo tendría unos diez u once años.

Si aceptara esta entrevista no estaría nada mal que me mandara una fotografía suya ("periodísticamente" no quedaría bien una entrevista sin foto). Tenga la seguridad de que no haré ningún "retoque" a sus respuestas.

Muchas gracias por todo

Miquel Sunyol