Anar a la versió catalana
  Página preparada para
una resolución de 1024 x 768

franco1.gif (9K)

MAYO 1970

pedro1.jpg (6KB)

LOS JESUITAS DE
LA MISIÓN OBRERA
ENTRE DOS GENERALES

General Franco
"Caudillo de España
por la gracia de Dios"
Pedro Arrupe
Prepósito General
de los jesuitas
Capítulo VII
La etapa
de Barcelona
Sección Tercera
La charla en El Clot
Un estudio de las reacciones que se produjeron en el colectivo jesuítico de Misión Obrera al saber que el P. Arrupe -en su viaje a España de mayo del 70- haría una visita a Franco
A manera de prólogo

Índice general

A manera de "Nihil Obstat"
Mi correspondencia con...
Contenido de este capítulo
* La carta de Misión Obrera
* La carta del Sector universitario
* L charla enEl Clot
* El "recorte" de le monde
* Los que eran superiores también recuerdan: Víctor Codina
* Los recuerdos de uno que no firmó: Pere Borràs

La charla en El Clot

Fue uno de los "momentos calientes". Empecé preguntando si podía existir una relación escrita (como la que existía de la reunión del P. Arrupe en Las Escuelas de San José de Valencia) o una grabación magnetofónica, sin obtener ningún resultado positivo. Más tarde, en el Archivo de la Provincia, encontré una relación mecanografiada. ¡Todo un tesoro!

Las dificultades iniciales para poder obtenerla fueron superadas gracias a la intervención del P. Provincial, el cual me pidió discreción a la hora de mencionar los nombres de las personas que habían intervenido en el diálogo. Esto es, que no fuesen mencionadas sin su consentimiento previo. De todos ellos lo recibí y pienso que mencionar el nombre de Ernesto Labeira, que falleció el año 2001 (27 de junio), es para mí una obligación: rendirle un merecido homenaje. Como decía a uno de ellos

...tales intervenciones honran tanto a sus autores como a la institución a la que pertenecen.

Dejo el texto de la relación tal como lo he encontrado, en toda su integridad, conservando, pues, el estilo coloquial y pidiendo al lector un esfuerzo suplementario de atención. Hasta ahora no he podido descubrir quién fue el autor de esta relación ni si la hizo por decisión propia o siguiendo directrices o consejos de otros.

De la Crónica oficial

El día 4... A última hora [de la tarde] marcha a la residencia de la Virgen del Carmen y Escuela Técnica Profesional del barrio del Clot para cenar con los jesuitas dedicados al apostolado obrero. La reunión en una sala de la escuela ante cerca de un centenar de jesuitas, la mayoría ajenos a la escuela, no estuvo carente de cierta tensión debido a la carta policopiada con que algunos padres de la Misión obrera se distanciaban de la presencia del P. General con motivo de la proyectada visita de éste al Jefe del Estado. El P. Arrupe expone su visión sobre el apostolado social y obrero, sus dificultades y sus perspectivas, contestando sin la menor ambigüedad a las preguntas que le hacen sobre ese tema y el acontecimiento de la carta que ya tiene copiada en el bolsillo cuando le entregan el original. Al final de la reunión, se despide de todos y emprende el viaje en coche a Manresa...

Recordemos que el grupo de jesuitas de Misión Obrera le decían, en la carta, que

El hecho, anunciado ya públicamente, de su entrevista con el Jefe del Estado, nos impide tomar participación alguna en un contacto del Padre General con los jesuitas españoles, que viene acompañado de tal gesto, que consideramos lamentable y escandaloso para el pueblo.

No es necesario volver a repetir que el cronista oficial (P. Manuel Alcalá) con la expresión algunos padres de la Misión obrera se quiere referir a todos los jesuitas de Catalunya que pertenecían en aquel tiempo a Misión Obrera. Estos no hicieron acto de presencia a la reunión, pero algunos recuerdan la presencia de unos pocos de ellos a la puerta de la escuela repartiendo entre los asistentes la carta policopiada. Esta carta le fue entregada personalmente al P. Arrupe, a su llegada, por Ramiro Pàmpols, el cual no la firmaba y que, en aquellos años, podía ser considerado como un "simpatizante" de Misión Obrera. Gracias a la difusión anticipada de la carta, el P. Arrupe ya tenía una copia de ella en el bolsillo.



Mis investigaciones

Asunto: Historia domus
Fecha: Sat, 13 Jul 2002 10:22:11 +0200
De: Miquel Sunyol
Para: Antoni Riera

Si quieres ir
directamente a la charla


Hola Toni:

Soy tu primito Miquel Sunyol, uno de tantos jesuitas dedicados a cosas inútiles. Ahora, [...] he decidido hacer un pequeño estudio sobre las reacciones en el grupo de Misión Obrera durante la visita del P. General el año 70.

Uno de los puntos "calientes" fue la reunión en el Clot el día 4 de mayo a última hora de la tarde.

[...]

En aquellos tiempos todvía podía existir aquello de la "Historia domus". ¿Sí o no? Creo que entre los deberes del Superior (ahora que ya no podéis mandar) está este de conservar el "patrimonio histórico" de la casa.

Además de esta posibilidad de la "Historia domus", me consta que circuló una relación bastante extensa de esta reunión. ¿Sería posible encontrar esta "relación"?

No sé si el P. Elías sea, de todo el personal actual de la comunidad, el que pudiera recordar más estos acontecimientos, y, supuesto que no ha hecho muchos cambios de domicilio, encontrar entre sus papeles algún documento sobre esta visita y reunión. ¿Le podrías preguntar o pasarle este e-mail? Os estaría muy agradecido.

Y "ultra quam speraverint", ¿podría existir cinta magnetofónica de esta reunión?

[...]

Agradecido por tu colaboración a la historia.

Miquel


Asunto: Permís
Fecha: Sat, 24 Jul 2004 19:01:47 +0200
De: Miquel Sunyol
Para: Ramir Pàmpols

Hola Ramir:

Acabo de enviar e-mails a Joan Rovira y a Lluís Armengol para pedirles el correspondiente permiso para poder poner sus nombres cuando publique en la eb la relación de la charla del P. Arrupe en El Clot. Además de ellos dos, salen citados coo autores de intervenciones en aquella memorable sesión tu nombre y el de Ernesto Labeira. Creo que ya me manifestaste tu acuerdo de palabra. Citar a Labeira será mi manera de rendirle un homenaje.

Ya les decía a Joan y a Lluís que intervenciones semejantes honraban tanto a sus autores como a la institución a la cual pertenecían.

[...]

Ya sabes: si por un milagro de la Divina Providencia empezaras a recordar alguna cosa... me lo dices.

Gracias y hasta Lamiarrita.

Miquel


Subject: Re: Jesuitas Santiago
Date: Tue, 23 Nov 2004 20:54:23 +0000
From: mse
To: Joan Rovira

Hola Joan:

Soy Miquel Sunyol. Supongo que más o menos me situarás...

Me parece que lo que te diré te va a caer -llevando ya tantos años en Cuba- como viniendo de muy lejos, tanto en el tiempo (4 de mayo de 1970) como en el espacio (Escuela de El Clot).

[...]

Entre estos documentos existe una relación sobre "Charla del P. General en el Clot. Preguntas y respuestas sobre la cuestión visita a F.". Este documento, del cual todavía no sé quién fue su autor, lo tengo gracias al Provincial, quien me pidió que fuera discreto en cuanto a los nombres de las personas, por si hubiera alguno que no quisiera ver su nombre publicado [...]

Te pido, pues, el oportuno permiso para poner tu nombre. Mi intención es publicar esta relación con todo su texto íntegro, tanto las preguntas como las respuestas del General (manteniendo el tono coloquial)

Yo creo que intervenciones como éstas honran tanto a sus autores como al colectivo al cual pertenecen.

Si quieres te recuerdo lo que dijiste: [...]

Yo creo que intervenciones como éstas honran tanto a sus autores como al colectivo al cual pertenecen.

Espero, pues, tu respuesta. Si esta respuesta se pudiera alargar un poco, recordando tus impresiones personales de aquella reunión o con un pequeño análisis de la situación de aquel tiempo o... con lo que quieras, te estaré muy agradecido.

Miquel Sunyol


Subject: Cosas del año 70
Date: Sat, 24 Jul 2004 18:36:30 +0200
From: Miquel Sunyol sscu@tinet.fut.es
To: Lluís Armengol

Hola Lluís:

Veo por el catálogo que acabas de cumplir los 80 años... Si todavía llego a tiempo para felicitarte...

No sé si sabes que estoy haciendo un estudio (más sencillamente, una recogida de documentos y de trozos de memoria)...

Entre estos documentos hay una relación sobre "Charla del P. General en el Clot. Preguntas y respuestas sobre la cuestión visita a F.". Este documento, del cual todavía desconozco la autoría, lo tengo gracias al Provincial, quien me pidió que fuera discreto en cuanto a los nombres de las personas, por si hubiera alguno que no quisiera ver su nombre publicado (desde hace un cierto tiempo, voy publicando este estudio "por entregas" en mi web).

Te pido, pues, el oportuno permiso para poner tu nombre [...]

Si quieres te recuerdo lo que dijiste: [...]

Espero, pues, tu respuesta. [...]

No me digas que no recuerdas nada, pues a los principios de mi investigación, ahora hace dos años, Toni Riera me decía: "...ni tan sols la carta, que va escriure el Borri -segons deia l'Armengol-."

Me gustaría saber más sobre esta última afirmación. ¿Es una simple suposición o tienes algún dato que lo testifique? Por ahora nadie de Misión Obrera (yo todavía no estaba metido en ello) me ha dicho cómo se hizo aquella carta.

Muchas gracias

Miquel Sunyol



Les respuestas recibidas


Asunto: Arrupe
Fecha: Thu, 18 Jul 2002 12:07:57 +0200
De: Antoni Riera i Figueras
Para: Miquel Sunyol

Hola, primo!

El resultado de la investigación sobre la visita de Arrupe ha sido negativo. Le he pasado tu correo a Elías y dice que en aquella época todo lo referente al movimiento obrero lo llevaba personalmente torres Gasset y que él no tiene nada, ni siquiera la carta que escribió Borri, según decía Armengol.

La "Historia domus" hasta ahora la ha hecho Llargués, pero comienza cuando venimos a vivir a Clot 206, y de antes no tiene nada. Lo deben tener en la Curia. Yo pienso que deberías de ir a investigar al magnífico "archivo de la Provincia" con Germán Aute.

Siento no poder colaborar de momento con la historia.

Que no pases mucho calor en Tarragona.

Hasta la próxima.

Toni Riera

Ver
Mi correspondencia con...
Antoni Riera


Asunto: contestar correu
Fecha: Sun, 25 Jul 2004 17:42:27 +0200
De: Ramiro Pampols
Para: Miquel Sunyol

Molt estimat Miquel:

¡Claro que puedes hacer lo que te parezca mejor para tu trabajo! Ya sabes que yo no estoy demasiado entusiasmado, pero acábalo como Dios manda, ¿no?

¡Ojalá sirviera para que todos apreciemos lo que de positivo hay en nuestras vidas y seamos lo suficiente humildes para todo aquello que no supimos hacer suficientemente bien, aunque lo fuera con toda la buena intención. ¿No te parece?

¡Un cordial abrazo!

Ramiro

Ver
Mi correspondencia con...
Ramir Pàmpols


Subject: Jesuitas Santiago
Date: Tue, 23 Nov 2004 21:21:03 -0000
From: Joan rovira
To: Miquel Sunyol

Hola Miquel Suñol

Hace ya tiempo que recibí tu correo pidiéndome una respuesta sobre el tema del encuentro con el P. Arrupe en El Clot y el tema concreto de su visita a Franco.

Cuando estuve en Barcelona este verano intenté ponerme en contacto contigo, pero sin éxito.

Sí que veo que tu interés por el asunto no es pasajero ni superficial, y esto es de agradecer.

Intentando hacer memoria de aquel acontecimiento, recuerdo que había mucha expectación por parte nuestra. Vivíamos tiempos muy intensos. Arrupe tenía un prestigio bien ganado. Pero el tema de su proyectada visita a Franco introducía un elemento perturbador, un cierto desencanto.

El, sin duda, debió captar cómo la tensión crecía por momentos. Precisamente por eso recuerdo que, después de mi intervención, me pareció que quizás no había estado oportuno al insistir en una cuestión que ya se había tratado. Tuve la impresión que la respuesta de Arrupe tenía, si más no, una cierta dosis de disgusto.

Total, que no me sentí demasiado satisfecho. Además he de reconocer que no supe expresarme como hubiera querido. Creo que me faltó tiempo para madurar un poco más la expresión de lo que sentía y que creía que era compartido por la mayoría.

No obstante esto, como la historia es la historia, no tengo ningún inconveniente en el hecho que salga mi nombre y el contenido de lo que dije en aquel momento tan especial.

Esto es lo que se me ocurre desde Santiago de Cuba.

Saludos a los compañeros jesuitas de Tarragona.

Joan Rovira.

Ver
Mi correspondencia con...
Joan Rovira


Subject: Re: Cosas del año 70]
Date: Wed, 28 Jul 2004 20:22:38 +0200
From: Lluís_Armengol_i_Bernils.
To: Miquel Sunyol

Benvolgut Miquel,

Gracias por tu felicitación por mis ochenta años.

Me pides permiso para poner mi nombre debajo de mi intervención ante el P. Arrupe. Ya lo tienes.

Pocas cosas más te puedo decir de aquella jornada porque ya hace 34 años y, a mi edad, la memoria no es demasiado fiel.

Sólo recuerdo que dos personas que "se movían mucho" aquel día eran Josep Mª Borri y Andreu Vilà.

Tengo la impresión que la carta fue escrita por Borri, pero no lo puedo asegurar. Seguramente, pero, que en la redacción intervendrían más de una persona.

Ya ves que no te puedo ayudar mucho. Pero es todo lo que recuerdo.

Ya ves que no te puedo ayudar mucho. Pero es todo lo que recuerdo.

Un buen verano en la paz de Jesús.!

LLUÍS ARMENGOL I BERNILS

Ver
Mi correspondencia con...
Lluís Armengol


La charla

Charla del P. General en El Clot
Preguntas y respuestas sobre la cuestión visita a F.

Ramiro Pámpols

Aunque es un problema... sin materializarlo. Nos ha hecho sufrir, y a Ud. también... unos hombres de la Misión Obrera, con buenísima fe, a traerle una carta que a todos nos ha impresionado. La verdad, me gustaría... Por tanto, sí que le sugiero, por favor, que me diga sobre todo esto.

P. Pedro Arrupe


Mi punto de vista en esto está muy claro. Yo, como ellos no me quieren ofender y reconocen que una distinción entre Arrupe y General... impresiones externas, en fin no me quiero meter. Yo, aunque me hubiesen querido ofender, no me hubieran ofendido. Pero puedo decir que me han hecho pasar una pena muy grande, viendo que hermanos a los que yo quiero y quería hablar y tener un diálogo sereno con ellos, toman esta actitud que yo sinceramente no puedo reconocer.

No puedo reconocer porque ahí hay mucho mar de fondo. No en esta actitud externa de un acto. En primer lugar, me han dado la carta, pero ya la tenía yo antes. Y que una carta al General se publique antes de dársela a él, en público, esto ni es jesuítico, ni, ni, en fin, no quiero bajar a apelativos. Esto puede herir, no me hiere, pero me apena, porque veo que es lo que decía antes, que hay ahí un espíritu que entra que no sé, no quiero juzgar. Me hace dudar del espíritu, tal vez jesuítico y evangélico que hay ahí. Son detalles. No juzgo. Pero me hacen dudar. Me hacen dudar también, ya fundamentalmente, puesto que no tengo el gusto de poder hablar con ellos, aunque en Valencia fui yo a los que no querían venir. Les puedo decir con toda verdad y cariño de hermanos, sin tratar tampoco yo de ofender, sino decir mi punto de vista como General, del que me siento responsable.

Primero, que esta decisión que yo he tomado, no por presión, sino libremente, después de consultar y a personas responsables de España y a personas responsables de toda la Compañía, como General, conscientemente, he tomado una decisión en la que creí delante de Dios, en conciencia, debía visitar a Franco, con mi responsabilidad. Es decisión del General, mirando la Compañía universal, incluida España. Yo digo ahora. Creo que un jesuita debe por lo menos, aunque no esté de acuerdo, respetar esta decisión (me dispensáis que hable de esta forma) de la máxima autoridad de la Compañía, después de haber consultado a todos sus consultores, que son los responsables, los cuatro Asistentes ante toda la Compañía de las acciones del General, a quien le pueden juzgar. Estos cuatro Asistentes, unánimemente, a mí me han aconsejado que no puedo dejar de visitar a Franco, por razones que no vamos a entrar ahora... per summam summarum debo yo visitar a Franco. Actitud de unos jesuitas ante esto. No juzgo de la buena voluntad. Pero digo, en efecto: en realidad resulta que esta decisión no se admite. No solamente no se admite, sino que se contesta. Y como protesta pública, no se le quiere encontrar al General. Esto ni es jesuítico, ni, ni, en fin...

Segundo, el procedimiento de la contestación, en este caso, de una disposición de la obediencia en la Compañía no se admite, porque hay otros procedimientos: diálogo, contacto personal, de mutua conferencia. No somos marxistas que queremos por un grupo de presión presionar una decisión ya tomada o presentar ésta como una decisión errónea. Si existe esto, se habla entre hermanos y nos entendemos, y aquí no ha pasado nada. Pero una contestación de este sentido y queriendo repartir cartas para que la gente se entere, ¡ah! ¡eso no! Otras cosas podrán ser, pero eso ¡no! No me molesta. No pasará nada, pero esto es completamente antijesuítico, antirreligioso, y no vamos a poner más "antis", porque ya basta.

Y la tercera razón por la que no puedo admitir es por la razón pastoral. Porque es predecir y poner delante de esos obreros, precisamente, de esos activistas, ponerme a mí en la posición de declaración de una acción política, que yo voy a Franco como un poder ante otro poder, o no sé con qué otras implicaciones políticas. Y ellos saben perfectamente que el General de la Compañía de Jesús, como he declarado aquí públicamente, no tiene absolutamente ninguna intención política. Y esto es presentarme públicamente como que voy a una acción política. Lo cual es desviar pastoralmente toda una opinión. Ellos quieren defenderse a sí mismos destacándose de esta acción acusándome a mí de una acción política. Esto, pastoralmente, es un error terrible, que yo no puedo admitir. De todas maneras debemos continuar por otros procedimientos. Podéis comunicarles que yo realmente no me siento ofendido, pero he sentido profundamente el que unos hermanos procedan tan antiobediencialmente en la sumisión y aceptación de una decisión, con procedimientos tan antijesuíticos, y tercero, con un proceder tan antipastoral.

Juan Rovira

Yo quisiera insistir un poco en los motivos de todo esto. Aunque Ud. se ha defendido perfectamente en el procedimiento que han utilizado los que les ha parecido... en todo esto. Sin embargo, tal vez, el fondo de la cuestión, me parece a mí que tal vez bastantes de los que estamos aquí compartiríamos la misma opinión. Entonces, en realidad, como Ud. decía se trata de un diálogo entre hermanos. Nosotros tal vez afirmaríamos, por lo menos algunos de aquí, que una visita a Franco, pues, puede tener un significado que tal vez los que estamos más cerca lo vemos con más realismo, con más dureza, y, entonces, claro, en el fondo nos contraría un poco esta visita por el significado que tiene a los ojos del pueblo

P. Pedro Arrupe


Insisto en que es clarísimo, Padre.

Si es que yo lo veo, pero es lo que tiene la decisión, que nunca se puede agradar a todos. Hay un más y un menos. Y en este caso, después de pensarlo bien, he tenido que aceptar, he hecho una decisión, sabiendo que algunos se sentirían ofendidos. Otras veces se sienten ofendidos los del otro bando. Es el privilegio que hoy tiene un Superior, y más, un General, que siempre se lleva golpes. Porque si hace por un lado, los del otro..., y si hace los del otro, los de más allá...., y si hace los del medio, los de los dos... De modo que no tiene salida.

Y en este caso, yo, este diálogo entiendo perfectamente que vosotros que estáis en contacto con estas realidades, sintáis esto, pero creo que también hay un caso de lealtad, sabiendo que yo no tengo ningún interés político ni voy a Franco por ningún interés político, vosotros me defendáis, es decir, me defendáis en el sentido de que eduquéis a la gente.

Todo en España está politizado. Yo no tengo la culpa. Cuando hablo con gente que está trabajando en España, obispos, sacerdotes y demás, me han dicho en Roma mil veces: Padre, en España todo está politizado, todo se interpreta políticamente. Pues es una equivocación. Hay que conocer la situación. Pero hay que tener sentido común y una altura de miras de educadores y de directores de personas que ponga las cosas como son, que esto no tiene sentido ninguno. Que hoy no se pueda decir nada en España, no digo entre vosotros, sino en general, en la prensa y en la no prensa, entre todo el mundo, sin que tenga sentido político. Esto no es normal. Esto es desenfocar las cosas. Y vosotros, educadores, sois los que podéis contribuir en este sentido, sabiendo que la Compañía está cien por cien con el mundo obrero, que queremos ayudar. Pero con estas cosas sois vosotros, bueno vosotros, los que proceden así, son el mayor obstáculo para esto.

Esto para mí es un golpe fuerte, en el sentido de ver qué criterio está detrás de esta decisión. Yo me pongo en guardia. Porque si al General le hacen esta contestación, figúrense al Provincial. Y ya estamos en una posición que no es jesuítica, en que nos hace pensar. Son cosas de principio, no quiero dramatizar la situación. No quiero tomar las cosas trágicamente, pero conviene reflexionar. Objetivamente y con toda frialdad. No quiero excitarme. Tengo un temperamento un poco excitable fácilmente. No quiero excitarme, sino sencillamente. Unos jesuitas que después que el General piensa con todos sus consejeros, mirando el bien universal de la Iglesia, toma una decisión, y estos señores no solamente no aceptan, porque tienen opinión distinta, lo cual, bien, perfecto, puede ser que haya una diversidad de opiniones. Pero que hagan en contra y procuren bloquear y sobre todo hagan propaganda dando una carta escrita antes de darla al General, ¡ah! ¡esto no!

Estos son unos procedimientos ya un poco... un poco... Por consiguiente, pobre Provincial el día que haya de tomar una decisión que a ellos no les vaya. Si al General le hacen esto, figúrense. Me dispensáis. Esto no es la Compañía de Jesús. Estamos en un momento de contestación , de un semimarxismo que en la Compañía no va. Y esto estamos dispuestos a no tolerarlo, ¿verdad?, porque la Compañía es la Compañía y no es Marx. Clarísimo. Clarísimo.

Ramiro Pámpols
(Interrumpiendo)

Padre, pero sobre esto...

Manuel Alcalá
(Cortando)

¿Otra pregunta?

En 1984 el P. General, Peter Hans Kolvenbach, vetaba el nombramiento de Ramiro Pàmpols, hecho por el Provincial de Catalunya, Ignasi Salvat, como Superior de la comunidad de Misión Obrera de Terrassa, que incluía la de Buen Pastor y la de Tarragona (La Floresta/Bonavista). La razón aducida era la presencia de Ramiro Pàmpols en las listas electorales de las municipales de Rubí.
¿Recordaban todavía los "archivos de Roma" estas intervenciones de Ramiro?

P. Pedro Arrupe, reanudando...


[Reanudando]Creo que me debéis entender lo que quiero decir.

Detrás de esto hay una concepción de cosas que puede ser peligrosa y por consiguiente, lo que os decía antes. Por eso os he insistido tantísimo en que el sacerdote obrero tiene que conocer... su objeto cien por cien. Porque esa misma encarnación en la realidad... nace naturalmente un mundo afectivo. El vivir la experiencia hace que el concepto se radicalice y en este sentido cuando viene una radicalización en este sentido se pierde objetividad. Y esto es lo que creo que vosotros debéis decir a vuestros compañeros. Que lo piensen. No se trata de tomar ninguna medida en absoluto, se olvida. Se acabó. Bien. Perfecto. Pero aquí hay un punto que conviene reflexionar. Porque si esto va en esta dirección... no, es un brote que sale aquí que es sintomático. Y es cosa ya de ver ese síntoma de donde procede, hay que auscultarle, hay que ver en dónde está la enfermedad. Sine ira et studio.

Ramiro Pámpols

La verdad... esa confusión técnica de no entregarle la carta ha sido de una mala educación tremenda. Ha sido verdaderamente un fallo por parte de ellos que no habían previsto. En realidad, querían ser más nobles que todo esto, creo yo.

P. Pedro Arrupe


Acepto... pero como ya he tenido ya varios casos en que los procedimientos no son. Yo hoy he recibido una carta que no está firmada, está a máquina unos nombres. Esto no es normal. Yo puedo poner todo el catálogo detrás de esta carta. Son procedimientos... Yo os comprendo perfectamente. Pero falta algo. Esto es lo que yo digo.

Ramiro Pámpols

Lo segundo, Padre, que iba a decirle es que la situación en Tarrassa, en concreto es que AEG, la empresa Telefunken acaba de despedir cien hombres y quince en la cárcel. Esos jesuitas lo han vivido con una intensidad tremenda. Han visto la impotencia enorme. Eso supone una experiencia humana un poco distinta a la nuestra.

Manuel Alcalá
(Interrumpiendo)

Perdone que interrumpa, pero es que soy el moderador. No son respuestas, sino preguntas lo que queremos.

Ernesto Labeira

Perdone que quizás tampoco sea una pregunta [grandes risas], pero como se trata de un diálogo entre hermanos, el Padre también lo aceptará.

Yo he sufrido viendo al P.Arrupe en su dolor, y me parece, en su preocupación. Y he sufrido antes que él viendo a los Padres que no están aquí. Yo, mirando, veo que la mayoría de los que creo que en cierta manera más comprometidos en el trabajo social, digo la mayoría, no están. Estamos nosotros. Creo que esto es para registrar y para pensar. Creo que en el fondo de sus razones, prescindiendo de otras cosas, hay una cosa: que ellos creen que en este momento han de tomar este gesto. Creo que muchos lo hacen con mucho dolor y creo que para muchos no ven otra salida. Porque el ambiente en que están...

Yo estuve en Torre Romeu y no fui capaz de continuar allí, conozco un poco también, pues creo, que supuesto el ambiente y lo que demandan cristianos muy comprometidos... Perdone, pero no sé decir más, pero creo que es un hecho el que estos hermanos nuestros...

Pedro Arrupe


Pues ésa es la pena. Que no podemos tener un diálogo con ellos. Hubiéramos cambiado puntos de vista. Y yo encantado. Si de eso se trata. Pero esa evitación del diálogo... el que yo, con mucho cariño y con mucho gusto, que tenga que ir yo a verles a ellos... No es normal. Yo lo hice con mucho gusto y no se me van a caer los anillos, que no tengo, por eso. Pero ciertamente que no es normal. O sea que es una interrupción del diálogo sin oírme a mí.

Puestos ya de tú a tú. Aparte de todo lo que pueda haber dicho antes de decisión del General, etc. Se ve que ellos están con pena. Yo no dudo de la buenísima voluntad y todo. Lo que digo es que es una dirección peligrosa. Que a pesar de la buena voluntad, puede ser equivocada. Puede uno ser muy sincero y no ser auténtico. La autenticidad es una cosa objetiva y la sinceridad es una cosa subjetiva. Puede uno ser sincero y estar equivocado. Ellos han sido sinceros. Pero el concepto creo que deben pensarlo. Por eso...

Desgraciadamente esto lo debo decir por intermediarios. Espero que interpretarán mi pensamiento y no lo deformarán diciendo a esos jesuitas que el General estaba furioso. El General no está furioso. El General les quiere muchísimo, lo mismo que a todos. Y más que antes porque me han hecho sufrir mucho. Y cuando uno hace sufrir, pues se le tiene más cariño. Una mamá quiere a sus hijos más, cuando el hijo le hace sufrir, ¿verdad?. Esto entre paréntesis.

Luis Armengol

Por si puede ayudar a clarificar un poco.

Padre, aquí existe un problema. A los ojos de los militantes obreros, el régimen actual es opresor. Porque hay una serie de libertades esenciales, fundamentales, que están en la doctrina social de la Iglesia, que no se conceden. Entonces, como aquí ha habido históricamente una especie de alianza, digámoslo así, entre el Estado y la Iglesia, entonces, ahora cualquier actitud que parezca que permanece todavía esta situación es interpretada en un sentido político. Esto quizás explica esta especie de alergia que existe entre aquellos que están más o menos en el campo obrero cuando se da este tipo de visitas.

Digo que quizás pueda esto ayudar a clarificar un poco mejor. Aunque yo admito plenamente, que el sistema de la carta ha sido desacertado.

Pedro Arrupe


Si yo acepto todo esto. Creo que comprendo perfectamente la situación.

Ahora bien, ¿no puede ser que sea la única ocasión en que el General de la Compañía pueda enfrentarse y hablar con Franco directamente de tantos problemas que de otra manera no se puede? Yo pongo la pregunta. ¿No es la única ocasión que yo puedo hablar, como hablé cuando estaba en el Japón hora y media con Franco, ya he estado dos veces con él antes, cuando no tenía todos estos problemas del generalato ¿verdad? ¿No puede ser una ocasión en que yo personalmente puedo hablar de problemas que pueden favorecer muchísimo a la clase obrera?

La interpretación política se puede dar. Pero esa misma interpretación política debe ser corregida por los dirigentes nuestros que con un sentido apostólico, creo que deben conocer el corazón del general que no quiere meterse en política en absoluto. Ese es el deber de ellos, el explicar eso. Esta es mi posición. Creo que se lo debéis comunicar con entera nobleza.


España empezaba a abrirse a los paises del Este Próximo Capítulo

La etapa de Barcelona
El "recorte" de le monde

la vanguardia , 5 de mayo de 1970







Gracias por la visita
Miquel Sunyol
sscu@tinet.fut.es 
23 enero 2005
Para decir algo
Para saber lo que otros han dicho
Para ver los comentarios anteriores
Para ver los comentarios más antiguos
Página principal de la web

Pàgina de"Cosas de jesuitas"


 

El diálogo interreligioso         Catequesis navideña         Teología indígena
Con el pretexto de una encuesta        Spong el obispo episcopaliano        Otros temas