¿Una doble teología 
de la historia?
 

La manera de entender la historia de los autores apocalípticos es inconciliable con la manera cómo la entendieron los libros históricos-proféticos: parece insalvable el abismo que hay entre la concepción profética (de tipo intervencionista) y la concepción de los apocalípticos (de tipo determinista) 
 
 

APOCALÍPTICOS
 PROFETAS
En las dos grandes visiones de Daniel, la de la estatua del monarca (2, 31ss) y la de los cuatro animales (7, 2ss), no se habla en absoluto de la historia de Israel: Dios está a solas con los imperios del mundo Su propia historia era para Israel el lugar en que se experimentaba a Yahvé y a partir del cual podía comprenderse como tal Israel.
Las descripciones de la historia de Israel, tal y como aparecen por todas partes en la literatura apocalíptica, están vacías de contenido teológico Cada generación debía renovar la comprensión de sí misma a partir de las antiguas disposiciones salvíficas
El escritor apocalíptico disimula su propio lugar histórico (se esconde debajo el nombre de alguna personalidad relevante del pasado remoto) Los profetas colocaron el punto de partida de sus afirmaciones en su presente histórico, y a partir de ahí se desarrollaban sus perspectivas históricas hacia adelante y hacia atrás
Se ofrece una visión de la historia en la que todo se supedita a fijar el curso histórico mundial desde un principio  La historia de la fe yahvista se caracteriza por irrupciones siempre nuevas de nuevas disposiciones divinas
Tiene una concepción de la unidad de la historia universal: los imperios del mundo tienen un origen, una esencia y una meta; y se desarrolla en ellos aquello que había sido depositado desde el principio Idea de un plan de Yahvé que abarca un más amplio espacio de tiempo, pero siempre se trata de una intervención imprevisible de Dios en cada caso
El tema propiamente dicho de los apocalipsis tardíos (es decir, la consumación de la historia) está solamente preludiado en las narraciones de Daniel Visión del futuro inmanente a la historia
Su visión de la historia es extremadamente pesimista: el movimiento de la historia mundial muestra el crecimiento del mal hasta que la "medida de la perversidad sea llenada" (Dn 8,23).
A la cuestión acerca del orden divino del curso histórico (todo estaba bajo la disposición o gobierno de Dios), encontró respuesta en la afirmación de un determinismo histórico estricto Para los profetas, los planes de Yahvé eran movibles ("podía arrepentirse"): necesidad de interpretar la voluntad de Dios en cada época
Se espera la salvación en el futuro y precisamente de la irrupción del eón nuevo La salvación ofrecida por Dios a los hombres estaba en el pasado y tenía significación actual para el presente
  
Todo esto es de von Rad
  
 
Y Jesús,
¿en qué columna lo colocamos?
¿era intervencionista? o ¿era determinista?
¿Lo hubieran matado de haber estado en la otra?
¿"Subió a Jerusalén" para forzar una intervención de Dios?
Lo mataron porque ya era un "teólogo desfasado"?
 
 
 
Continuarás leyendo el texto...
 
 
Si quieres participar:
Aquí lo encontrarás todo, incluso las citas bíblicas
 

Temas teológicos          Temas bíblicos        Temas eclesiales          Cosas de jesuitas
Catequesis navideña (2000)      Catequesis eucarística (2006)    Catequesis sobre el Padrenuestro (2012)
Catequesis sobre el error del Dios encarnado (2014-2015)      Los amigos de Jesús ¿pobres o ricos? (2014)
Spong, el obispo episcopaliano (2000)     Teología Indígena (2001)      Fernando Hoyos (2000-2016)     Con el pretexto de una encuesta (1998)