¿Religiones de salvación...? 

            Ahora estoy pasando por la impresora uno de los documentos de la teología indígena enviados por tí: es el del señor obispo de la VeraPaz (Guatemala). 
      

    El obispo es Mons. Gerardo Flores Reyes, el cual  repitió en el  
    TERCER ENCUENTRO ECUMÉNICO LATINOAMERICANO DE TEOLOGÍA INDIA (Cochabamba, Bolivia, 24 al 30 de agosto 1997)
    una ponencia ya presentada en la 
    REUNIÓN DE COMISIONES DOCTRINALES
    DE LAS CONFERENCIAS EPISCOPALES
    DE AMÉRICA LATINA
    (Guadalajara, Jalisco, Méjico, 6 al 10 mayo 1996)
    convocada por la Congregación para la Fe, bajo la presidencia de su Prefecto, el Cardenal Joseph Ratzinger, y coordinada por el 
    CONSEJO EPISCOPAL LATINOAMERICANO
      
              Iba a ponerte una tontería, a preguntarte o a preguntar a este señor obispo si los hombres y mujeres de estas tierras tenían necesidad de la llegada de los españoles para "ser salvados". O condenados. 

            Nuestro cristianismo, mientras no lo vayamos cambiando poco a poco, es una religión de salvación (y de condenación). Quizás no es necesario que toda religión sea de esta manera ni que toda experiencia de Dios haya e ser la del "pastor que separa ovejas y cabritos a derecha y izquierda". (Mt 25, 32-33) 

           ¿De qué tipo serían las distintas religiones indias? ¿Eran salvíficas? ¿Tenían un infierno? Si no lo tenían, ¡vaya regalo que les hemos hecho!! 
     
            Veo, leyendo este artículo muy por encima -ya lo leeré más pausadamente gracias a los trenes de la Renfe-, que el obispo se hace esta pregunta: ¿Cómo entran los diversos pueblos en la historia de salvación? 

            El ya da por supuesto que hay una historia de salvación... 

             

    de un e-mail mío de abril 98
Seguirás leyendo el texto
 
 
 
Si quieres participar:
Aquí lo encontrarás todo, incluso las citas bíblicas