A IRENE GARCÍA
.
En el soto,
los alamillos bailan
uno con otro.
Y el arbolé,
con sus cuatro hojitas
baila también.
.
¡Irene!
.
Luego vendrán las lluvias
y las nieves.
Baila sobre lo verde.
Sobre lo verde verde,
que te acompaño yo.
.
¡Ay como corre el agua!
¡Ay mi corazón!
.