Reabertura centro interpretación batalla del ebro (24-04-11)
Diari “ElPuntavui, 24-04-11.

La memoria de la guerra

Después de un año y medio en obras Gandesa reabre su centro de interpretación de la batalla del Ebro, que incorpora las colecciones del CEBE vez que rehace el discurso expositivo.

La modernista casa Sol de Gandesa fue durante la Guerra Civil y la batalla del Ebro cuartel general de la 50 ª división franquista y posteriormente de la segunda brigada y la 13 ª división. En la iglesia del municipio se instaló provisionalmente el mercado y en las escuelas viejas se puso un hospital de sangre. La memoria de los edificios sirve para explicar la historia y un municipio como Gandesa duramente castigado por la guerra tiene muchos edificios con memoria. De hecho, la memoria de los edificios es el primer apartado del renovado Museo Memorial-Centro de Estudios de la Batalla del Ebro (CEBE), que abre sus puertas hoy por la tarde para aprovechar el movimiento turístico de la Semana Santa.

El nuevo equipamiento, situado como el anterior en las antiguas escuelas viejas, tiene bien poco que ver con la exposición permanente del CEBE aunque ha sabido integrar sus colecciones en el discurso expositivo. Así el material bélico coleccionado durante cerca de cuatro décadas por Antonio Blanco tiene su espacio propio: el coleccionismo como una manera de preservar el recuerdo. Y también se ha conservado la trinchera y el hospital de campaña del anterior CEBE en una sala anexa.

Las obras han durado un año y medio y han servido para hacer reformas estructurales en el edificio, donde se han invertido 900.000 euros, financiados por el fondo Feder, el Memorial Democrático, el Ayuntamiento y el mismo CEBE. La parte museográfica ha sido a cargo de la empresa Optymus. De siete espacios ha pasado a una única gran sala de exposiciones, de unos 450 metros cuadrados con 100 metros lineales de paneles explicativos. Donde se explica también la memoria de los objetos como la excusa para hablar de la vida cotidiana de los soldados y los civiles. En este ámbito hay un espacio específico para los metralleros, los habitantes de la comarca que se dedicaban a recoger los restos del material bélico para llevar a los centros de recuperación de Gandesa, Corbera d'Ebre, Pinell de Brai y Mora d'Ebre. Se calcula que en plegaron unas 40.000 toneladas, mayoritariamente de hierro y acero.

También se hace referencia a la memoria del paisaje con una instalación audiovisual en el que se proyectarán imágenes de la evolución de la batalla del Ebro en una gran maqueta que representa las comarcas de la Terra Alta y la Ribera d'Ebre. Culmina el discurso expositivo un audiovisual que se ha montado con las entrevistas a una decena de personas que desgranan sus recuerdos sobre la guerra, la vida cotidiana o el paisaje. Es la memoria de las personas.

Este centro quedará integrado en la red de espacios y centros de interpretación de la batalla del Ebro aunque conservará su autonomía. "Formaremos parte de los espacios difundidos por el Memorial Democrático en Catalunya", resumió Miguel Estruel, del CEBE. Fruto de un convenio entre el antiguo Memorial Democrático, del Ayuntamiento de Gandesa y el CEBE, se hará difusión conjunta. Se cierra de esta manera un tema pendiente: la integración de Gandesa en el proyecto del Consorcio Memorial de los Espacios de la Batalla del Ebro (Comebe).