ELFOS (QUENDI)

Los Elfos fueron los primeros en despertar y aventurarse en la Tierra Media. Son una raza noble y agraciada. Son seres inmortales, que a pesar de guardar una gran semejanza con los  hombres, en su interior resplandece una luz que revela un espíritu  y unos dones únicos. Ninguna raza ha sido bendecida con tanta abundancia, ni maldita hasta tal extremo por el destino.

Aparentemente parecen Hombres pero los Elfos muestran ciertas características que los diferencian. Como raza son más altos que los hombres, más esveltos y con menos pelo. Los Elfos no tienen barba. Sus rasgos perfectos junto con una piel inmaculada se convinan con unos ojos brillantes para dar al elfo ese aura encantada tan especial. Son muy ágiles, hasta el punto de que no suelen dejar huellas por donde caminan. Fisicamente muestran una aparencia amable, pero ocultan grandes poderes y habilidades. Son inmunes a temperaturas extremas y a las enfermedades. No necesitan dormir demasiado pues con tres horas diarias tienen suficiente.

Son inmortales y envejecen de manera imperceptible. Normalmente la muerte sólo les sobreviene por dos causas: la violencia o como consecuencia del cansancio del mundo. En este último caso el elfo se ve consumido por la pena a medida que pasa el tiempo, hasta que pierde la voluntad de vivir. Los elfos muertos se reunen en las Estancias de Mandos, el Lugar de la Espera en el extremo occidental de Aman (Valinor). Alli esperan que llegue el Fin del Mundo, o son devueltos al mundo para substituir a otros de su linaje que han muerto.

Los elfos ven en una noche estrellada tan bien como ve un humano en pleno día. La visión de los elfos es muy apropiada para penumbra de los bosques frondosos o del cielo cubierto y les permite una mobilidad que no posee ninguna otra raza. En la oscuridad absoluta, por contra, no pueden ver absolutamente nada. Su sentido del oido tambien es magnífico y sin ninguna duda tiene mucho que ver con las  grandes habilidades musicales que demuestran. Los elfos fueron los primeros en utilizar la palabra hablada y enseñaron a las demás razas el don del habla, de aquí el nombre que se dan a si mismos: "Quendi", los hablantes.


.


Eres el visitante nºdesde el 13-9-1998