LA IGLÉSIA DEL MONASTERIO DE POBLET

 

La Iglesia era y es el lugar destinado a la oración comunitaria.


Comenzada en el siglo XII, conserva las características esenciales de las construcciones cistercienses, con una orientación de Poniente (oscuridad) a Levante (la luz) y una estructura que sigue el simbolismo de la cruz con la cabecera (la cabeza), les naves (el cuerpo), el crucero (los brazos) y el altar (el corazón).

 

De planta basilical y de crucero latino, tiene tres naves y crucero, ábside poligonal, dos absidioles abiertas al crucero i siete capillas laterales, abiertas a la nave de la Epístola. Sus dimensiones son: 85 metros de largo, 21 metros de ancho y 28 metros de altura la nave principal.

 

La Nave Central es de estilo románico y está cubierta por una vuelta de cañón tan justo apuntada, sostenida por unos arcos potentes que se aguantan sobre pilares. La Nave del Evangelio está cubierta por una simple vuelta de arcos cruzados y la de la Epístola es de estilo gótico del tiempo del abad Copons.

La iluminación está resuelta por medio de las ventanas de la nave central y de las laterales, los rosetones del crucero y de la nave central y los ventanales de las capillas.

A la entrada de la Iglesia se encuentra el Atrio o galilea, cubierto con vuelta de crucería y donde encontramos los altares del Sant Sepulcre y el del Calvario.

En la Iglesia, además del Panteón Real destaca el Retablo. Situado en la cabecera de la Iglesia y de estilo renacentista fue construido en alabastro blanco por Damià Forment (1480-1540), escultor de la Corona de Aragón, que trabajó de 1527 a 1529 por encargo del abad Caixal.

Volver a la página Principal de Poblet .../... Seguir el itinerario: El panteón Real

Angel Blasco / Febrero 2002