EL PANTEÓN REAL DEL MONASTERIO DE POBLET

 

Uno de los principales atractivos del Monasterio de Poblet es el hecho que dentro de sus paredes se encuentran enterrados buena parte de los monarcas de la Corona Catalano-Aragonesa.


Aunque Alfons I el Cast y Jaume I el Conqueridor ya estaban enterrados en Poblet, fue el rey Pere III el Ceremoniós el que decidió escoger el monasterio de Poblet como el lugar de enterramiento de los monarcas de la Corona Catalano-Aragonesa y fue el que obligó por juramento a sus sucesores a ser enterrados dentro de Poblet. Además, Pere III el Ceremoniós hizo iniciar la construcción de los panteones reales construidos sobre los arcos del crucero central de monasterio, a cada uno de los lados del altar mayor.

De esta forma podemos encontrar al lado derecho a Alfons el Cast (1), a Joan I (4) y sus dos esposas Matha D'Armagnac y Violant de Bar, y un tercer sepulcro con Joan II (8) y Joana Enriquez.

Al lado izquierdo se encuentran Jaume I El Conqueridor (2), Pere El Ceremoniós (3) y sus tres esposas María de Navarra, Elionor de Portugal y Elionor de Sicilia y en la tercera tumba a Ferran d'Antequera (6).

Sobre la columna donde reposa uno de los arcos de panteón real y al lado de la tumba de Ferran d'Antequera se enterró a Alfons V el Magnànim (7) y al extremo del crucero del monasterio, tocando la capilla de Sant Benet se encuentra el sepulcro de Martí l'Humà (5).

Panteó

No tan solo los Reyes y sus esposas se pueden encontrar en Poblet. Así, en los muros de la capilla de Sant Benet están las tumbas de cuatro hijos de Pere el Ceremoniós. En el extremo opuesto del crucero se encuentra, sobre una fuente, una tumba gótica en piedra que contiene los cuerpos de Joana d'Aragó, condesa de Empúries, hija del Ceremoniós. En la puerta de la sacristía vieja se encuentra sobre el muro los pequeños sarcófagos de cuatro hijos de Joan I.

Dentro de la ornamentación de las tumbas se debe destacar que a los pies de los reyes se han esculpido leones, símbolos de la fuerza y el poder y a los pies de las reinas, perros, símbolos de fidelidad y lealtad.

Como podéis ver la importancia histórica de Poblet, solo por el hecho de tener el panteón real ya es significativa.

Volver a la página Principal de Poblet .../... Seguir el itinerario: Otros recintos

Angel Blasco / Febrero 2002